lunes, noviembre 12, 2007

Un libro raro

En Historia de un libro raro, Luigi Serafini desvela al periodista Francesco Manetto el misterio del famoso Codex Seraphinianus. Detrás de ese imaginario extraño y deslumbrante y de ese lenguaje indescifrable no se escondía ninguna influencia extraterrestre, como sugerían algunos, ni complicados juegos matemáticos, como apuntaban otros.



El secreto era, simplemente, que no había secreto. Lo único que había que hacer era mirar el Códex con los ojos de un niño: "para descifrar el lenguaje no sirve de nada saber leer. Sólo hay que ser niño, o volver a ser pequeño. Si hubiera tenido un Codex a los cinco años habría sido feliz."

1 Comentario:

arati dijo...

Cuando una está acostumbrada a la penuria de la vida de estudiante y empieza a trabajar... de repente le sobra la pasta. O al menos esto ocurría antes.
Con los excedentes de mis primeros sueldos, hace muuuchos años, no se me ocurrió nada mejor que comprarme libros caros.
Tengo el Codex Serafinianus que publicó FMR en Los Signos del Hombre.
Vuelvo a mirarlo de vez en cuando y siempre me atrapa su misterio y su belleza. Y resultó fascinante ver como mis hijos -iletrados pero curiosos- lo descubrían.

Ese es exactamente el modo de acercase al códex, de mirarlo: como los bárbaros debieron mirar los códices medievales antes de prender fuego a la biblioteca, tan bellos y tan incomprensibles...

Estupendo blog, he llegado navegando a la deriva, como se suele llegar a estos sitios, pero me ha gustado el amarre, regresaré.